45 casos de trata de personas en lo que va del año en Tumbes

Las víctimas son en general mujeres menores de edad y ciudadanas extranjeras



Un total de 45 casos tiene la Fiscalía Especializada en Delitos de Trata de Personas de Tumbes. Treinta y tres de estos corresponden a víctimas mujeres y doce a varones, asimismo veinticinco son menores de edad.

Estas cifras corresponden a este año 2018.

Según dio a conocer el fiscal Roberto Villacorta Domínguez, durante un evento binacional organizado por la Defensoría del Pueblo, solo un caso ha recibido condena, 14 están en investigación preliminar, cinco en investigación preparatoria y ocho en sobreseimiento (archivamiento). El resto aun en diligencias preliminares.

INCREMENTO. En Tumbes este delito se ha incrementado debido al masivo ingreso de ciudadanos extranjeros que llegan a nuestro país y entran por la frontera con Ecuador.

Esto ha hecho que los proxenetas o personas que se dedican a este delito busquen captar ciudadanos desesperados por trabajar.

MODALIDADES. Una de las principales actividades que utiliza mano de obra barata en Tumbes es el trasplante de arroz, donde se captan a menores para realizar esta faena. Los niños y adolescentes generalmente provienen de la sierra y zona de selva del país, son obligados a cumplir más de ocho horas de trabajo y se exponen a todo tipo de enfermedades.

Asimismo, en la zona de frontera en la provincia de Zarumilla, los niños, niñas y adolescentes son captados para hacer labores de estibadores en la zona de comercio en esta parte de la región.

En los bares y cantinas, las mujeres menores de edad y adolescentes laboran como damas de compañía incentivando el consumo de alcohol y en riesgo de que se concreten actividades sexuales con los clientes. Esta última modalidad capta, generalmente, a mujeres menores de edad.

Actualmente se ha intensificado la presencia de agentes policiales y organismos que velan por los derechos humanos, en el Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf), esto en vista a que varias mujeres venezolanas son captadas para realizar trabajos forzosos y actividades sexuales, tal como se ha evidenciado en la región de Tumbes hace unos meses.

Como se recuerda hace una semana la Policía rescató a tres mujeres de nacionalidad venezolana, víctimas del delito de trata de personas, quienes eran explotadas laboralmente en el bar conocido como “Todo 20”, ubicado en el asentamiento humano Pampa Grande, en Tumbes.

Lo preocupante es que los tratantes Eliecer Ramón Rondón Castillo (24) y a Yanneirys Sareth Salas Marrero (24), ambos también son de nacionalidad venezolana.

El 24 de agosto, la Policía rescató a 19 mujeres, entre ellas 18 venezolanas y una peruana, víctimas del delito de trata de personas que eran explotadas laboralmente en bares del balneario de Zorritos, en la región Tumbes.

De acuerdo a las investigaciones policiales también las obligaban a realizar labores de damas de compañía. El operativo denominado “Rescate Tumbes II 2018”, se realizó en el bar conocido “Al Fondo Hay Sitio”.

Participó personal de la Dirección contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Policía de Tumbes.

INVESTIGACIONES. Para la desarticulación o captura de personas que se dedican a la trata, participa activamente la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Trata de Personas junto a la Policía Nacional.

Se sustentan en un trabajo de inteligencia previa que permite identificar a los principales factores y actores involucrados en el delito.

El trabajo es articulado con Fiscalía de Familia, UDAVIT, Ministerio de la Mujer, Sunafil, Municipalidades, a fin de realizar el debido abordaje de las víctimas y consecuentemente recabar los elementos incriminatorios que permitan sustentar una tesis probatoria.

El fiscal Villacorta indicó que no existe un registro uniforme sistematizado regional que incorpore el número exacto de casos del delito de trata de personas a nivel policial y fiscal.
Share:

Categories

LEY Nª 28950

"El que promueve, favorece, financia o facilita la captación, transporte, traslado, acogida, recepción o retención de otro, recurriendo a la violencia, la amenaza u otras formas de coacción, la privación de libertad, el fraude, el engaño, el abuso del poder o de una situación de vulnerabilidad, o la concesión o recepción de pagos o beneficios, con fines de explotación, venta de niños, para que ejerza la prostitución, someterlo a esclavitud sexual u otras formas de explotación sexual, obligarlo a mendigar, a realizar trabajos o servicios forzados, a la servidumbre, la esclavitud o prácticas análogas

Pages