Perú: 76% de las víctimas de violación son menores de edad


20.04.2018 por Panamericana 

El Ministerio Público reveló una cifra alarmante y que causa preocupación. El 76% de las víctimas de violación sexual en nuestro país son menores de edad. De este número, el 40% tuvo como agresor a sus familiares más cercanos.

Y es que el temor de las mujeres a verse expuestas a una serie de peligros ha ido incrementado con los últimos casos registrados, ya que 97 de cada 100 niñas y adolescentes sienten miedo al caminar por las calles de la capital.

Para Fátima Toche, coordinadora de la ONG CHS Alternativo, señaló que los menores se ven expuestos a una serie de riesgos por Internet. Ya que pueden ser contactados por personas que están encubiertas con identidades falsas para pedirles fotografías íntimas.

En tanto, Ada Mejía, de la ONG Plan Internacional, dio alcances sobre la plataforma digital "Free To Be" que identifica en tiempo real lugares seguros e inseguros para las mujeres y les advierte de evitarlos. Además busca sensibilizar a las personas mediante testimonios de casos reales.

Según la normativa actual, se sentencia con cadena perpetua a quienes violen sexualmente a menores de 10 años pero cuando la víctima es mayor de esta edad, la pena se dicta de acuerdo a las lesiones o muerte de la menor.

Usted también puede denunciar el acoso a través de la página web que ha sido habilitada por el Ministerio de la Mujer www.noalacosovirtual.pe. Ante el incremento de casos en nuestro país se deben buscar soluciones y alternativas para acabar con este problema.
Share:

Que vuelvan a casa: la dura pelea legal contra la trata

Según la fiscalía, entre el 2016 y el 2017 se emitieron 68 sentencias por trata en ocho regiones del país. De ellas, solo 46 fueron condenatorias.


17.04.2018 por El Comercio

“Fui fiscal antidrogas y pensé que había conocido el peor de los delitos, pero me equivoqué”, confiesa Andrónika Zans, actual titular de la Fiscalía Especializada en Delitos de Trata de Personas del Cusco. Zans ha descubierto (a la fuerza y con pesar) que internarse en el mundo de la trata es más que un calvario. Peor aun, lograr meter a la cárcel a los implicados en captar a las jóvenes para explotarlas sexual y laboralmente.

“Nosotros vivimos de cerca el drama de las víctimas. Por eso, nos indignamos cuando un juez nos dice que no condenarán a los detenidos”, cuenta Zans.

En el Perú, la trata se castiga con penas de entre 12 y 20 años de prisión y hasta con un máximo de 25, si la víctima es menor de edad.

Sin embargo, lograr sentencias condenatorias se ha convertido en un dolor de cabeza para los fiscales y un martirio para las víctimas.

Las estadísticas de la fiscalía lo confirman. Entre el 2016 y el 2017, solo se emitieron 68 sentencias por trata en ocho regiones del país, pese a que hubo 122 operaciones y más de 200 investigados. De las sentencias emitidas, 46 fueron condenatorias y 22 absolutorias.


Para el coordinador de las fiscalías especializadas contra el crimen organizado, Jorge Chávez Cotrina, el problema se da porque los jueces no estarían entendiendo la complejidad jurídica de la trata y la están confundiendo con el proxenetismo y la explotación sexual.

“Nosotros les tenemos que demostrar que la trata es un delito que tiene varias fases, como la captación y el traslado de la víctima, y tiene como finalidad última la explotación sexual”, explica.

En Madre de Dios, una de las regiones con el mayor número de operaciones contra la trata, se identificó un problema mayor. De las 13 sentencias dictadas, en cinco absolvieron a los investigados.

Según Luis Sánchez Villarán, titular de la Fiscalía de Trata de Personas de esa región, las cinco sentencias tuvieron el mismo argumento de la polémica sentencia de Javier Villa Stein. “Los jueces dijeron que no hubo explotación porque no hubo ‘agotamiento físico’ de la menor. Felizmente, esos jueces ya no están”, alerta Sánchez.

—Impunidad cero—

La policía ha advertido que el 30% de los menores que desaparecen termina en manos de tratantes. Por ello, asegura Ricardo Valdés, director de la ONG CHS Alternativo, es necesario que se frene la impunidad que impera con este delito. “Sabemos que solo seis de cada cien imputados por trata reciben una sentencia. Hace seis años, el ratio de impunidad era 1,8 por cada 100 imputados”, afirma. Buscamos a los jueces para que expliquen su versión, pero no tuvimos respuesta.

—La pena más alta es de 35 años—

En diciembre del 2017, la fiscalía de Andrónika Zans consiguió ganar una batalla: el Poder Judicial sentenció a 35 años de prisión a Benito Callo Lipa por el delito de trata de personas y explotación sexual.
Lipa fue capturado cuando, junto a su pareja, pretendía llevar a tres adolescentes a trabajar en un bar en Madre de Dios. Las niñas tenían documentos de identidad falsos. Esta es la condena más alta que se ha logrado por trata.

Vía El Comercio
Share:

Puno: policía rescata a dos víctimas de trata de personas

Se trata de una adolescente peruana y una mujer boliviana, quienes era explotadas en un bar de La Rinconada.


16.04.2018 por La República

Agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) rescataron a una adolescente peruana de 17 años de edad y a una mujer de nacionalidad boliviana de 27, quienes eran víctimas de trata de personas en el centro poblado La Rinconada, en Puno.

La intervención policial se realizó el jueves 12 de abril, en un bar de dicha localidad por los agentes del Departamento de Investigación de Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes (Depintrap) de la PNP, en coordinación con la Fiscalía Especializada en Delito de Trata de Personas (Fistrap) de Puno.

Durante el operativo, la Policía capturó a Martha Condori Villena (48) y a Yheny Rocío Gutiérrez Huanca (29), quienes fueron encontradas en flagrancia en el establecimiento intervenido, por lo que serán procesadas por el delito contra la libertad, trata de personas.

Según las primeras investigaciones, las víctimas llegaron confiadas de que trabajarían como meseras. Sin embargo fueron captadas, trasladadas, acogidas y retenidas con el fin de ser explotadas laboral y sexualmente.

Actualmente se encuentran bajo la custodia de la Unidad de Protección y Asistencia a Víctimas y Testigos del Ministerio Público.(La República)
Share:

Trata de Personas: Modalidades y signos de alerta que debes identificar

 

12.04.2018 por Panamericana

La trata de personas es un problema social que cada año sigue avanzando en el Perú. Cientos de personas en situación vulnerable, principalmente mujeres y menores de edad, son víctimas de estas mafias organizadas que actúan en diversas partes del país.

Estos delincuentes utilizan distintas modalidades para captar a sus víctimas. Una de las más recurrentes es el grooming, un método mediante el cual se hacen propuestas sexuales de todo tipo a menores de edad.

Pero, ¿cómo lo hacen? Por lo general, el victimario crea un perfil falso en redes sociales para captar a niños y adolescentes. Luego analizan su vulnerabilidad y tratan de establecer un clima de confianza para que estos accedan a enviarles imágenes eróticas o a una cita para un supuesto empleo o beca de estudios.

Según Fátima Atoche, jefa de proyecto en CHS Alternativo, es recomendable que los padres hagan un seguimiento  a las redes sociales de sus hijos y se informen con quiénes interactúan en ellas.

Asimismo, aconsejó estar pendientes a ciertas señales de alerta que podrían ayudar a identificar a una víctima de trata de personas. Una de ellas, por ejemplo, es la cantidad de tiempo que el menor pasa en internet y los mensajes que recibe en sus cuentas personales.

En caso de confirmarse las hipótesis, el primer paso – según la especialista – es tomar un screenshot con las evidencias y denunciar el hecho en la comisaría más cercana. También se puede reportar el caso a la línea 100 del Ministerio de la Mujer o la línea 1818 del Ministerio del Interior.
Share:

Organizaciones de doce países piden fortalecer lucha contra trata de personas

11.04.2018 por La Vanguardia

El Observatorio Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas (ObservaLAtrata), compuesto por organizaciones de doce países, reclamó hoy que los 34 gobiernos participantes en la octava Cumbre de las Américas, que se celebran en Lima, den prioridad en sus decisiones a la lucha contra la trata de personas.

La plataforma exhortó en una declaración a los Estados a cumplir con la financiación de los planes de trabajo ya acordados y profundizar los pactos para combatir la trata y el tráfico de personas y todos los delitos que la favorecen, entre ellos la corrupción, tema central del encuentro de las autoridades.

El observatorio advirtió que los factores socioeconómicos, culturales e institucionales motivan la existencia de estos delitos, que "amenazan gravemente el desarrollo humano y sostenible de América y el Caribe".

Por ello consideró "imprescindible" que los países se comprometan con medidas y políticas efectivas.

La declaración de ObservaLAtrata fue emitida a través de Capital Humano y Social Alternativo (CHS Alternativo), que preside el capítulo peruano de la plataforma y está especializada en campañas contra la trata de personas y la explotación laboral y sexual de menores.

El observatorio lo integran 76 organizaciones de la sociedad civil, veinticinco universidades, seis redes nacionales y tres redes internacionales de América y el Caribe.

Las organizaciones civiles están reunidas desde este martes en el Foro de la Sociedad Civil, una de las reuniones preparatorias de la Cumbre de las Américas, cuyas conclusiones serán entregadas a las autoridades estatales junto a las de otros encuentros similares como el Foro de los Jóvenes y el Foro de los Indígenas.

La reunión de presidentes y autoridades, a la que asistirá una veintena de jefes de Estado se realizará este viernes y sábado bajo el lema "gobernabilidad democrática contra la corrupción", pero en ella no estarán ni el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni el de Venezuela, Nicolás Maduro. EFE

Vía La Vanguardia

Share:

Capturan a requisitoriado por trata de personas en Cusco

Jordi Keiter Vila León, de 23 años, había cambiado su apariencia física para evitar ser detenido. La policía ofrecía S/15 mil por información sobre su paradero.


08.04.2018 por El Comercio

Agentes de la Policía Nacional capturaron ayer a Jordi Keiter Vila León, de 23 años, requisitoriado por el delito de trata de personas en Cusco. El Ministerio del Interior (Mininter) ofrecía S/15 mil por información sobre su paradero.

Vila fue intervenido cuando transitaba por la avenida César Vallejo, en el distrito de Pichari, ubicado en la provincia de La Convención. Las autoridades informaron que el sujeto había cambiado su apariencia para evitar ser reconocido. Al momento de su detención, tenía el cabello largo y portaba prendas femeninas.

Tras ser arrestado, Vila fue puesto a disposición de la comisaría de la zona. Sobre él pesaba una orden de arresto emitida meses atrás por el Juzgado Penal Liquidador de Kimbiri.

Según el Mininter, se han capturado 1.013 personas desde la puesta en marcha del programa de recompensas.

Vía El Comercio
Share:

Trata de menores en la selva: estas son las rutas del delito

Un estudio de la ONG CHS revela cuáles son los trayectos que siguen las mafias para captar, trasladar y explotar a sus víctimas


El Comercio (20.03.2018)

Las bandas criminales dedicadas a la trata de menores en la selva se desplazan mediante tres importantes rutas que cruzan hasta seis regiones del país: Loreto, San Martín, Ucayali, Huánuco, Cusco y Madre de Dios. Así lo detalla un estudio de la ONG Capital Humano y Social Alternativo (CHS).

La explotación de menores demandó que, entre el 2016 y el primer semestre del año pasado, la policía y el Ministerio Público realizaran 80 operaciones en Loreto y 5 en Madre de Dios. Solo en julio del 2017 más de 80 campamentos en tres caseríos de La Pampa (zona de minería ilegal en Madre de Dios) fueron destruidos en tres días. Unas 220 personas fueron intervenidas y 20 mujeres (12 de ellas menores) rescatadas.

—Iquitos y Huánuco—

La primera ruta empieza en Santa Rosa (Loreto), ubicada en la triple frontera con Colombia y Brasil, pasa por Iquitos, Nauta, y llega a Tarapoto y Nueva Cajamarca (San Martín).

Las menores son llevadas desde Iquitos hacia la triple frontera por vía fluvial o a la región San Martín por carretera.

En Iquitos son captadas dentro de los asentamientos humanos de Belén, Punchana y San Juan con el engaño de la oferta laboral. También a través de sus propios familiares y parejas, que se convierten en operadores para las redes de tratantes.

Iquitos es la segunda ciudad con mayor cantidad de víctimas de trata después de Huánuco, según un informe de la Defensoría del Pueblo.

La segunda ruta parte desde Huánuco hacia Tingo María, pasa por Pucallpa y luego por Contamana, Requena y Nauta, en Loreto.

En Huánuco las menores son captadas vía falsos anuncios de trabajo que se colocan en las plazuelas de Santo Domingo y San Francisco.

El crecimiento de bares y locales nocturnos en Huánuco ha sido evidente. Entre el 2007 y el 2014 se emitieron 107 licencias para el funcionamiento de cantinas. Hoy más de 200 de estos locales
estarían funcionando.


—En Cusco—

El tercer camino empieza en Cusco, sigue por Urcos y Ocongate, y llega a Mazuko, Huepetuhe, La Pampa y Puerto Maldonado. Las redes
operan bajo el trato directo con las familias y vía anuncios de trabajo.

CHS identificó que la primera modalidad está enfocada en Quillabamba y La Convención, mientras que la otra se desarrolla en la calle Belén a través de dos locales que exponen los avisos.

Vía El Comercio

Descarga el estudio "Rutas de la trata de personas en la Amazonia Peruana"
Share:

Esclavitud en el Siglo XXI


El “Índice Global de Esclavitud” (2016) es una herramienta creada por la fundación Walk Free con el objetivo de visibilizar la esclavitud en el mundo de hoy.

Los resultados de este estudio muestran la prevalecencia de la esclavitud moderna, medio por el cual las víctimas son despojadas de su libertad de diversas maneras, entre ellas, la trata de personas para la explotación sexual y laboral. 

Fueron 167 países estudiados a nivel mundial, entre ellos están los que muestra la gráfica y que corresponden a algunos países de América Latina y Caribe. En cada país se muestra el total de personas que son víctimas de esclavitud moderna y el porcentaje que significan dentro de la población total de cada país.

Por otro lado, el estudio “Víctimas de Trata en América Latina, entre la desprotección y la indiferencia”(2017), elaborado por Women’s Link Worldwide, con la participación de CHS Alternativo, presentó las siguientes conclusiones:

1. El desconocimiento sobre cuáles son los elementos que componen la trata y los contextos en donde puede producirse hace ineficaz la actuación del Estado en la prevención de la misma.
2. La identificación de víctimas de trata falla porque las autoridades tienden a ver migrantes en situación irregular y no verifican si son potenciales víctimas de trata. Y en materia de asistencia, también hay fallas, pues las víctimas de trata solo pueden acceder a sus derechos de protección y asistencia si contribuyen con la investigación penal. No se les ofrecen los servicios que requieren para recuperar su proyecto de vida.
3. Ninguno de los cinco países de estudio (Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú) produce datos o cifras que visibilicen la magnitud de la trata interna o trasnacional.

Share:

"El estado no tiene presupuesto para la lucha contra la trata"

Jorge Chávez Cotrina, coordinador de las fiscalías especializadas contra el crimen organizado, comenta que los jueces interpretan este delito como proxenetismo y eso es un gran error


(El Comercio, 06.03.2018)

El fiscal superior explica la problemática de la trata en el Perú y las dificultades para prevenirla y enfrentarla.

—¿Cuál es la situación de este delito en el país?
Existe un gravísimo problema de trata de menores, sobre todo vinculado a la explotación sexual. Enfrentarlo es uno de los más grandes retos del Ministerio Público. Hace dos años creamos el sistema de las fiscalías de lucha contra la trata de personas. Están en Tumbes, Iquitos, Tacna, Madre de Dios, Puno, Cusco, Lima y Callao.

—¿Por qué en estas regiones?
Normalmente, la trata de personas está vinculada a otros delitos [presentes en estas regiones]. Entre ellos, están el narcotráfico y la minería ilegal, en la que hombres buscan tener relaciones. Hay que recordar que las víctimas de trata tienen un perfil. El tratante no busca cualquier joven o niña. Las víctimas son de poblaciones vulnerables.

—¿Desde la desarticulación de La Agencia, una red de explotación tacneña, en febrero del 2017, qué tanto se ha avanzado?
Hemos realizado operaciones en varias regiones. Uno de los últimos golpes fue el de una organización criminal de Lima y Arequipa [caso de Las Mamis de Ceres]. La trata no es un delito que lo comete una sola persona. Es realizada por una organización criminal. Es un delito que perdura en el tiempo y que tiene fases en su consumación. Necesitan una estructura y división de roles entre sus integrantes. Para desarticular estas organizaciones, se hace inteligencia.

—¿Por qué solo tres de cada cien acusados de trata son sentenciados?
Este es un grave problema. Los jueces aún no han podido, o querido, entender la trata de personas. Se interpreta que no hay trata, sino proxenetismo. El fiscal de Madre de Dios me dice: “Nosotros vamos por trata, pero los jueces por proxenetismo” y entonces se suelta al detenido. Pero ya hubo un encuentro de jueces donde se ha invitado a fiscales de trata para que expliquen la problemática y el tipo penal. Espero que el delito se entienda mejor.

—En las organizaciones hay muchas mujeres involucradas. 
Lamentablemente, en una gran mayoría de casos las organizaciones están integradas por mujeres. Muchas de ellas han sido víctimas de trata. Con los años se convierten en tratantes.

— ¿Qué más se puede hacer para prevenir la trata?
Para combatir la trata, debemos empezar por la prevención. Tiene que estar articulada entre varios ministerios, la sociedad en general y los medios de comunicación. El único diario que veo que se está preocupando por estos temas es El Comercio. Si usted ve televisión, no va a encontrar un solo spot de cómo prevenir la trata, ni siquiera en el canal del Estado.

— ¿Siente que hay apoyo para combatir la trata?
El Estado no tiene un presupuesto para la lucha contra la trata. Cada institución la enfrenta con su presupuesto ordinario. Tenemos que rescatar a la víctima desde el punto psicológico y médico, no solo físico. No hay albergues especializados en esto. Estamos buscando la manera de generar un presupuesto para crear estos albergues.

Vía El Comercio
Share:

Evitar la desaparición para prevenir la explotación, por Luis Enrique Aguilar


(El Comercio, 04.03.2018)

Bruno (2011) y Jimena (2018) son dos nombres que no deberemos olvidar. Ambos deben formar parte de nuestra memoria colectiva y hay que recordarlos cada vez que desaparezca una persona menor de edad. Por supuesto, sus trágicas historias son expresión de una escalofriante realidad. Según la información sistematizada por CHS Alternativo, entre los años 2008 y 2016 desaparecieron 34.216 personas (más de 10 desapariciones diarias), historias que corresponden a niñas, niños y adolescentes, pero también a personas con capacidades diferentes, adultas mayores, entre otras. De estas, el 2016 solo pudo identificarse el paradero del 23% de desaparecidos de ese año.

El Estado ha reaccionado frente a la preocupación pública y a sus propios errores. El caso de Bruno generó la aprobación de le Ley 29685, que establece que la policía debe recibir y tramitar la denuncia de desaparición en forma inmediata, sin esperar 24 horas de la desaparición (la familia del niño no pudo presentar su denuncia). Ahora, la desaparición y el asesinato de Jimena han generado la decisión de implementar un sistema de alerta pública, siguiendo una práctica de otros países: la alerta Amber. Esta iniciativa es difícil de cuestionar, pero también de implementar.

La desaparición de una persona necesita ser conocida por la ciudadanía para facilitar su ubicación. Pero una medida de este tipo debe implementarse con cuidado y coherencia, evitando caer en la añeja práctica de “construir sin invertir”. Que el Estado haya centrado su preocupación en la urgencia de esta alerta y esté involucrando al sector privado es completamente razonable. Pero también es válido preguntarse cómo va a implementar esta medida para que sea eficaz, al menos mucho más que la Ley 29685. Por ejemplo, surgen preguntas como: ¿La alerta será emitida para todos los casos de desaparición de personas comprendidos en la ley? ¿Las empresas privadas estarán obligadas a difundir la alerta o será una iniciativa voluntaria? ¿Qué información y características tendrá la alerta? ¿Podrá oponerse la familia a la difusión de la alerta? ¿Quién autorizará finalmente su emisión? ¿Cuánto tiempo tendrá la autoridad para decidir emitir la alerta? ¿Contamos con la tecnología necesaria?

Cada interrogante ha tenido una respuesta diferente en los países que han implementado este tipo de alerta. Pero en los casos más exitosos esta medida es acompañada del fortalecimiento de toda la capacidad estatal necesaria para hacer frente al problema, especialmente de la investigación policial. Para el caso peruano, deberemos al menos: aumentar el personal especializado y volver realidad la búsqueda nacional; dotar de la tecnología necesaria a las autoridades a cargo; registrar adecuadamente la información y analizarla constantemente; facilitar la geolocalización de la persona desaparecida cuando cuenta con un celular; facilitar acceder rápidamente a sus cuentas en redes sociales, entre otras múltiples medidas. Asimismo, también se necesitan procedimientos, protocolos, autorizaciones, coordinaciones, entre otras medidas.

Así pues, la respuesta debe ser integral, y para que lo sea también es necesario analizar la relación entre la desaparición de personas y otros fenómenos sociales. Uno de los más preocupantes es la explotación de personas con fines sexuales, que involucra la trata de personas y otras formas de explotación que buscan comerciar con la sexualidad de menores de edad. CHS Alternativo ha podido constatar a lo largo de 9 años que muchos casos de desaparición de personas menores de edad eran finalmente situaciones de explotación sexual. Estas circunstancias se han evidenciado también por la correlación entre el número y características de las víctimas de explotación sexual menores de edad.

Por ejemplo, se calcula que el 80% de las víctimas de trata de personas son mujeres, la mayoría con fines de explotación sexual. Cifra cercana al porcentaje de mujeres desaparecidas según el portal del Estado (www.teestamosbuscando.pe), donde puede constatarse que de los casos registrados, el 90% corresponde a mujeres. De ellas el 56% tenía entre 15 y 18 años; porcentaje similar al que calculara el Ministerio Público el año 2015 para los casos de víctimas de trata de personas (50%).

Estos son indicios y no conclusiones, pero si estas coincidencias son expresión de la relación entre la desaparición y la explotación, el Estado probablemente logre disminuir los números de personas desaparecidas y, a la vez, los casos de trata de personas o explotación sexual de niñas, niños o adolescentes.

*El autor es subdirector de CHS Alternativo, ONG especializada en temas de trata de personas, explotación sexual de menores y explotación laboral infantil.

Vía El Comercio
Share:

VIDEOS

Loading...

Categories

LEY Nª 28950

"El que promueve, favorece, financia o facilita la captación, transporte, traslado, acogida, recepción o retención de otro, recurriendo a la violencia, la amenaza u otras formas de coacción, la privación de libertad, el fraude, el engaño, el abuso del poder o de una situación de vulnerabilidad, o la concesión o recepción de pagos o beneficios, con fines de explotación, venta de niños, para que ejerza la prostitución, someterlo a esclavitud sexual u otras formas de explotación sexual, obligarlo a mendigar, a realizar trabajos o servicios forzados, a la servidumbre, la esclavitud o prácticas análogas

Pages