16 de octubre de 2015

Policías altamente capacitados ubicarán celulares usados en extorsión

Una Unidad Especializada de la Policía, integrada por efectivos que pasaron por un estricto procesión de selección que incluyó examen toxicológico y prueba del bolígrafo, se encargará del procedimiento de localización y geolocalización de celulares utilizados en casos de extorsión, secuestro, homicidio calificado y otros delitos.


Así lo informó hoy el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, quien junto al director general de la Policía Nacional, Vicente Romero Fernández, y altos directivos de las cuatro empresas operadoras de telecomunicaciones firmaron el Protocolo que guiará el procedimiento de localización y geolocalización.

El Protocolo de Acceso a los datos de Localización o Geolocalización de Teléfonos Móviles o Dispositivos Electrónicos de Similar Naturaleza contiene cada una de las etapas y actividades que finalmente permitirán la ubicación, identificación y captura de los autores de los delitos denunciados.

Esta herramienta fue elaborada por la Policía Nacional en coordinación con las empresas de telefonía, en cumplimiento del Decreto Legislativo N° 1182, dado en el marco de la delegación de facultades legislativas del Congreso al Ejecutivo.

Capacitación

Todos los miembros de la Unidad Especializada recibirán un Curso de Capacitación en Localización y Geolocalización a cargo de las empresas concesionarias, del ministerios del Interior y de la Policía Nacional. En una primera etapa, se capacitará a 50 efectivos de la citada unidad y luego a 200 miembros de las unidades de investigación policial a nivel nacional.

Los policías que integran la Unidad Especializada fueron sometidos a entrevista personal y pasaron por examen psicológico. Además, para esta selección se tomó en cuenta que estos efectivos posean conocimientos en tecnologías de información y no tengan sanciones por falta grave.

No es interceptación

El ministro Pérez Guadalupe remarcó que el Decreto Supremo 1182 es claro en señalar que este procedimiento “está referido estrictamente a los datos de localización o geolocalización y se excluye expresamente cualquier tipo de intervención de las telecomunicaciones”.

Es decir, de ninguna manera se accede al contenido de los mensajes; solamente se podrá obtener datos referidos a la ubicación del teléfono celular, a través de coordenadas.

Entre los delitos que son materia de localización o geolocalización, se encuentran extorsión, secuestro, homicidio calificado, feminicidio, violación sexual, hurto o robo agravado, tráfico ilícito de drogas y trata de personas.

Transparencia

La Inspectoría del Sector Interior y la Inspectoría de la PNP realizarán auditorías operativas relacionadas con el cumplimiento del presente procedimiento. Al mismo tiempo la Contraloría General de la República, a través del Órgano de Control Institucional (OCI), velará por el adecuado cumplimiento de lo dispuesto por el referido decreto legislativo.

Son pasibles de sanción administrativa, civil y penal, por el uso indebido de los datos de geolocalización: los denunciantes o el personal policial que realicen actos de simulación de hechos conducentes a la aplicación de la geolocalización; los que valiéndose de su oficio, posición, jerarquía o cargo, induzcan, orienten o interfieran de algún modo en el procedimiento, y los concesionarios de servicios de telecomunicaciones así como todos los que participan en este proceso que no guarden la reserva correspondiente.

http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-policias-altamente-capacitados-ubicaran-celulares-usados-extorsion-580170.aspx