17 de abril de 2014

“La trata de personas es una llaga en la sociedad y en el cuerpo de Cristo” (Papa Francisco)


Evocando las palabras del Papa Francisco iniciamos el diálogo con la hermana Josefina Delany, de la Congregación de la Santa Cruz y miembro de la red Kawsay (Vida).

¿Qué es la red Kawsay?

Nació en 2010, es una red internacional (Argentina, Colombia, Ecuador, Chile, Bolivia, Uruguay, Venezuela, Perú) de religiosas comprometidas en la construcción de una sociedad sin trata de personas, promoviendo a través de acciones concretas la dignidad, la justicia y la solidaridad. A su vez está vinculada a una red mundial que se llama Talitha Kum.

¿Qué significa para ti, como cristiana y como mujer, trabajar en esto?

Este trabajo significa vivir el Evangelio de amor. Queremos contribuir a eliminar este crimen que denigra totalmente a la persona al tratarla como mercancía, como algo que se puede vender y comprar. Y queremos ofrecer acompañamiento a las víctimas para recuperar sus vidas y su dignidad. En el mundo hay campañas contra la trata y, como religiosas y religiosos, debemos comprometernos en esta tarea.Se la ha llamado la esclavitud del siglo 21. Es un gran problema junto a la defensa de la ecología, que es otro gran desafío para la humanidad.

¿Cuál es la tarea prioritaria?

Son varias: poner el problema en la agenda de la sociedad y el Estado, visibilizarlo y sensibilizar; además, hacer trabajo de información y prevención con las jóvenes y los jóvenes más vulnerables. Para alcanzar estos objetivos buscamos articular nuestro servicio con diferentes instituciones y organismos civiles y del Estado que trabajan por una sociedad libre de trata de personas.

¿Cómo está la situación ahora?

En estos momentos nos preocupa de manera especial el caso de Madre de Dios. El número de víctimas se viene incrementando ante la aparición de nuevos asentamientos mineros informales. Según información de la Asociación Huarayo, 1500 personas vienen siendo explotadas, de las cuales 20% son menores de edad.

¿Qué reflexión te suscita esto en plena Semana Santa?

A la luz de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, me conmueve profundamente esa frase que Él dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y vida a raudales”.

http://www.larepublica.pe/17-04-2014/la-trata-de-personas-es-una-llaga-en-la-sociedad-y-en-el-cuerpo-de-cristo-papa-francisco