25 de marzo de 2014

Proyecto Semilla implementa atención secundaria tutorial en nueve comunidades de Junín


Doscientos estudiantes de nueve comunidades de la región Junín participan, el presente año, de una atención secundaria tutorial, como programa piloto que fue implementado por el Proyecto Semilla y el Ministerio de Educación (Minedu), se informó.

La propuesta responde a la necesidad de incorporar al sistema educativo a menores de 12 a 17 años de edad de la zona rural que abandonan sus estudios por razones de pobreza y lejanía de sus planteles.

La inauguración del año académico de este novedoso programa educativo en la región Junin tuvo lugar en el anexo de Quicha Grande, en el distrito de Aco, en la parte alta de la provincia de Concepción.

La directora del proyecto Semilla, Maro Guerrero, dijo que el objetivo de la secundaria tutorial es prevenir y reducir la posibilidad de que niños, niñas y adolescentes, al no acceder al sistema educativo, se involucren temporalmente al trabajo infantil peligroso y excesivo, y con ello se expongan a los múltiples y perjudiciales efectos.

Guerrero indicó que la atención es semi presencial porque el estudiante se reunirá con su docente tutor dos días completos cada semana en una "comunidad núcleo" en la que se adecuarán los espacios para el trabajo presencial. 

El resto de los días de la semana se compromete a estudiar solo o en grupos, según se establezca en las fichas de trabajo autónomo. Esta fase no presencial tendrá el acompañamiento del docente tutor, quien visitará al estudiante en su comunidad de origen o "comunidad satélite".

Finalmente, explicó que en la fase presencial, los estudiantes que provengan de las comunidades satélites, serán acogidos por familias que tengan disposición de recibirlos en sus casas para que pasen la noche. 

Una de las alumnas que cursa el cuarto año de secundaria, Sherly Ponce Aranda tras la ceremonia relató “yo caminaba una hora y media sólo de ida para llegar al colegio, era muy difícil porque a veces cuando llovía había mucho barro y nos resbalábamos, teníamos que tomar otro camino y nos demorábamos más”.

Cabe señalar que esta forma de atención se ajusta a los requerimientos curriculares establecidos por el Ministerio de Educación y tiene como referencia el marco curricular expresado en los aprendizajes fundamentales que se concretan en los mapas de progreso y las rutas de aprendizaje.

Las capacidades están integradas en cinco módulos que se llevan de manera secuencial a lo largo de nueve meses; cada comunidad núcleo contará con cuatro docentes especialistas en matemática, comunicación, ciencias sociales, arte y habilidades para el trabajo.