28 de octubre de 2015

Presentan informe sobre avances y desafíos en la lucha contra trata de persona en Puno

En el marco de las actividades de la Veeduría Ciudadana


Juliaca, oct. 28 - La ciudad de Juliaca fue sede de la presentación del Tercer Informe Alternativo: “Balance de la sociedad civil sobre la situación de la trata de personas en el Perú 2014-2015”. Asimismo, se presentó un informe sobre el trabajo realizado por las veedurías ciudadanas de Juliaca y Puno en materia de trata de personas.

El evento tuvo como panelistas a Rina Sánchez Gamarra, jefa de la Defensoría del Pueblo de Puno; Enrique Álvarez Segura, coordinador de la Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza de la provincia de San Román y vocero de la veeduría ciudadana de Puno-Juliaca; Oscar Canales, vocero de la veeduría ciudadana de Puno-Juliaca; Nivardo Enriquez Barriales, comisionado del módulo de la Defensoría del Pueblo de Juliaca; Gladys Quispe Nina, cónsul de Bolivia; y Alicia Solari Caetano, coordinadora de Proyectos de la Organización Capital Humano y Social Alternativo.

De acuerdo al Informe, para el próximo ejercicio fiscal se destinó ocho millones 863 mil 724 nuevos soles, es decir se incrementó en 0.0059%; sin embargo continúa siendo insuficiente. “Esto representa 30 céntimos por ciudadano peruano al año”, dijo Alicia Solari.

Solari agregó que el monto resulta insuficiente para atender, por ejemplo, la creación e implementación de Centros de Atención Residencial y/o albergues para víctimas de trata, tanto para personas mayores y menores de edad, así como para fortalecer la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público. “Necesitamos un incremento considerable en el presupuesto,” puntualizó.

Según el Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público, entre el 2009 y el 2014, se registraron 95 casos de trata de personas en Puno, convirtiéndose en la sexta región con mayor número de casos de explotación sexual, laboral y mendicidad. Se informó que en la provincia de San Román se ha incrementado la incidencia de este delito debido a la alta tolerancia social. 

“Buscamos mayor compromiso por parte de la ciudadanía para que ayude a identificar los casos de víctimas que sufren esta dura realidad, y denuncien a las instancias correspondientes… de igual forma, buscamos sensibilizar al gobierno local para luchar juntos contra la trata de personas,” acotó Álvarez Segura.

El evento contó con la participación de regidores/as, promotores/as de la sociedad civil, y representantes de juntas vecinales y comités de barrios.

Esta actividad fue posible gracias al apoyo de ICCO Cooperación Sudamérica.

ACUERDOS

En el marco del trabajo de las veedurías de Puno y Juliaca se acordó[1]:
  • Evaluar el Plan Regional para la Lucha contra la Trata de Personas y las acciones de la mesa multisectorial de trabajo.
  • Desarrollar acciones de incidencia para trabajar y sensibilizar a la ciudadanía y autoridades sobre la problemática.
  • Verificar la veracidad de lo informado por los distintos ministerios sobre acciones de capacitación en materia de trata de personas brindadas el 2014.
  • Exhortar al Ministerio Público y al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables la creación de un albergue para víctimas de trata de personas.
DATOS

Las principales rutas de trata de personas que involucran a la región Puno como origen son Puno – Madre de Dios, Puno – Tacna, Puno – Cuzco, y Puno – Lima. Las rutas que tienen como destino a Puno son Cuzco – Puno, Madre de dios – Puno, Bolivia – Puno, Apurímac – Puno, y Tacna – Puno. 

La Rinconada es conocida como el centro más grande de trata de personas en el Altiplano puneño. Cobija alrededor de 30 mil personas ligadas a la minería informal. La escasa presencia del Estado en esta zona cercana a la frontera con Bolivia hace que el número de policías sea rebasado y sus intervenciones queden inutilizadas. Tras las jornadas laborales los mineros asisten a los casi 200 bares nocturnos. Los favoritos son aquellos que ofrecen servicios sexuales.

[1] Próxima reunión de la veeduría ciudadana será el 2 de diciembre de 2015