23 de septiembre de 2015

Trata de personas: un delito silencioso y casi invisible

La última vez que ‘Naty’ (17) estuvo en la ciudad fue cuando buscaba trabajo para apoyar a sus padres en la economía familiar. Hace unos meses, a ‘Naty’ le ofrecieron un buen sueldo a cambio de trabajar fuera de Huancayo. Ella accedió y dos días después terminó siendo obligada a prostituirse a cambio de no ser golpeada. El caso más reciente, también es el dedos menores que fueron traídos desde Huaráz para trabajar en una feria controlando juegos mecánicos. En ambos casos, los menores fueros rescatados y devueltos a sus ciudades natales.


Situaciones como estas, con algunas diferencias, les ha tocado vivir a 29 personas en la región que luego de ser ‘secuestradas’ fueron rescatadas por la Policía Nacional. Hoy se celebra el día Nacional de la Lucha contra la trata de personas y el Departamento de Investigación Trata de Personas (Depintrap) de la PNP en Junín hace un balance de lo que este delito silencioso, casi invisible, viene ocasionando en la población regional.

CIFRAS. “El año pasado teníamos 5 víctimas por este delito“, informa un policía de la unidad y al mismo tiempo hace la comparación aseverando que en lo que va del 2015, han sido 28 las víctimas que fueron rescatadas de sus captores.

“El delito contra la libertad, conocido como ‘trata’, se ha desarrollado bajo la captaciones menores y mujeres adultas que buscan oportunidades laborales”, manifiestan los agentes. Además precisan cifras sobre los operativos y tipos realizados. (Ver infograría).

Para la policía, los engaños más utilizados son los trabajo para limpieza, para lo que es empleadas del hogar, trabajar en restaurantes y para cuidar niños por un buen pago.

Una vez captadas, las menores y mujeres son puestas a trabajar en night clubs como damas de compañía e incluso son obligadas a prostituirse. Las edades promedio de las v´citimas son desde los 15 hasta 26 años.

CAPTACIÓN. Los agentes especializados manifiestan que estos son en zonas donde la mayoría de jovencitas recurre a buscar un trabajo. Por ejemplo en los mercados, falsas agencias que ’buscan’ trabajo y locales nocturnos. Huancayo, es considerado zona de captación. Luego de ellos los destinos son La Oroya, Lima, Ayacucho, El Vraem, San Francisco, Pichari, Lima, Cuzco, Madre de Dios y Puno.

PREVENCIÓN. Para algunas autoridades nacionales como el defensor del Pueblo (e), Eduardo Vega Luna, las cifras son buenas pero hay cierto déficit. Aunque el Estado Peruano ha mostrado resultados, aún existen deficiencias especialmente en cuanto a la asistencia y protección a las víctimas luego de rescatarlas. Pese a ellos, policías del Depintrap realizan charlas en diferentes escuelas, colegios e institutos de la provincia y la región.

http://diariocorreo.pe/ciudad/las-redes-del-trafico-de-personas-se-extienden-619983/