1 de abril de 2013

“Lo que estamos viendo ahora en el Alto Huallaga es una especie de retirada del narcotráfico”



El especialista en temas de narcotráfico, Rubén Vargas Céspedes, brindó una entrevista al boletín Reporte Alternativo de CHS Alternativo, donde informa que el narcotráfico está disminuyendo en el Alto Huallaga con la caída del terrorista Artemio pero advierte que los traficantes se han trasladado a  San Martín, Ucayali y Pasco. Además, habla de la trata de personas y su estrecha relación con este delito.

-Huánuco es considerada como una región con presencia predominante del narcotráfico ¿Qué factores determinan esto?

Creo que primero, en efecto, Huánuco es considerada una región con presencia predominante de narcotráfico desde hace como 60 años y lo que ha determinado esto es su ubicación geográfica y sus pisos altitudinales en la zona de selva de Huánuco, pues son especialmente aptos para el cultivo de hoja de coca.

Actualmente,  lo que estamos viendo ahora en el Alto Huallaga es una especie de retirada del narcotráfico. Después de estos 50 años de predominio del narcotráfico en esta región, en términos económicos y sociales de la vida cotidiana, diría que ahora está en un proceso de retirada con muchos factores, pero creo que los dos más importantes son:  primero, la derrota al terrorismo, la captura de Artemio y la desarticulación  de todo el comité regional del Huallaga; y, por otro lado, el avance de los programas de desarrollo y de las obras de infraestructura loca, es decir, las vías ya están asfaltadas y conectan las regiones, esto ha facilitado que los agricultores coloquen sus productos en la región y en el mercado nacional e inclusive la exportación. Paralelamente los programas de desarrollo alternativo han colocado productos bien cotizados internacionalmente como el café, el cacao, el arroz, etc. Esto está haciendo que desde el norte (San Martín) hacia Huánuco está creciendo con gran intensidad, y el narcotráfico que siempre prefiere estar en la oscuridad y alejada del crecimiento, está buscando nuevos escenarios.

-¿Qué rol juega el Estado en este contexto?

El surgimiento del narcotráfico y el terrorismo, pero principalmente el narcotráfico que es lo primero que aparece en el Huallaga, es por la absoluta ausencia del Estado, o por la presencia pero frágil de algunas instituciones que representan algún nivel de gobierno, ya sea distrital, regional o nacional. Por ejemplo, en el distrito de Monzón existe un alcalde que representa al gobierno a nivel distrital, hay un gobernador que en términos formales representa al presidente de la República y depende del Ministerio del Interior, hay dos bases militares del Ejército, hay un juez de paz, hay colegios y hay postas médicas; sin embargo, el narcotráfico cortó todo estas instituciones, el alcalde de Monzón es el principal defensor de la hoja de coca y de todos los negocios ilícitos, las reglas del juego nos las pone el juez de paz, sino la organizaciones cocaleras bajo sus propios criterios, la distribución de tierras la determina las organizaciones cocaleras, no las reglas normales de una zona en la que se respeta el Estado de derecho, se ve una tremenda distorsión entre la presencia y el poder factico del narcotráfico y la instituciones que representan al gobierno pero que son básicamente nominales, no tienen ninguna autoridad ni posibilidad de ejercer autoridad. La presencia del Estado en la zona del narcotráfico es básicamente inexistente y eso fue lo que permitió que el narcotráfico y el terrorismo se asienten en esta zona.

-En el ámbito del narcotráfico y esta especie de alianza con el terrorismo en la región, ¿existe trata de personas?

En realidad yo diría que donde hay narcotráfico siempre habrá trata de personas, están absolutamente ligadas una con otra, trata con finalidades de comercio sexual pero también en términos de esclavitud para la fuerza laboral que necesita el narcotráfico: por ejemplo, en esto último, se captan jóvenes, adolescentes, inclusive niños para el cultivo de la hoja de coca y el trabajo en  las posas de maceración. Estos jóvenes son traídos de la costa, son traídos con promesas de que van a tener alimentación diaria y donde dormir.

En Monzón muchos bares y cantinas están repletos de adolescentes de las zonas alto andinas de Huánuco, esto está empezando a cambiar pero aún se observa, en el caso del Huallaga no hay una relación entre el terrorismo y la trata de personas, pues en el proceso de divisiones de estas facciones que se han observado después de la captura de Abimael Guzmán y el Comité Central, tomaron la decisión de no expandirse de no ser actores armados o políticos como si paso en el Vraem.

Después de la captura de Artemio el grupo terrorista conocido como el Comité Regional del Huallaga termina por desaparecer, yo podría decir que el Huallaga está libre de terrorismo, algunos señalan que aun hay presencia del terrorismo pero eso es crear fantasmas.

-¿Qué características presenta la trata en la región?

Después de muchas décadas lo que observo en el caso de Huánuco es una retirada, hay nuevos escenarios,  por ejemplo en la región de Pasco está dándose el nuevo boom del narcotráfico y hay casos de trata de personas con explotación sexual.

Las autoridades no hacen nada al respecto, la trata es algo que ha existido siempre y que es visto  en la zona con naturalidad,  nunca he visto en la zona un política  para abordar el tema de la trata. Yo creo que lo que se debería hacer es poner el máximo interés para que no se repita lo que sucedía en Huánuco en los nuevos escenarios de la droga que están muy cerca de Huánuco, me refiero específicamente a las zonas de Pucallpa, Pasco, y la ruta fluvial que conecta Pucallpa con Iquitos, estos son los nuevos puntos donde la trata de personas, inclusive creo yo, será con más fuerza y descarnado que en décadas anteriores.

-¿Qué rutas se conocen y qué zonas de la región son las más afectadas?

Para el caso de Huánuco lo que se sabe es  primero las rutas de las regiones que tienen selva como Pucallpa, San Martín, también traen muchas mujeres de la zona alto andina de Huánuco que son llevadas con diversas finalidades. Por la costa hay una ruta que conecta Chimbote y Casma con Monzón, hay incluso una carretera directa, esta es una ruta del narcotráfico muy conocida que también se usa para llevar mujeres de la costa a Monzón.

La trata de personas dentro del narcotráfico se circunscribe a la provincia de Leoncio Prado en Tingo María y al distrito de Monzón. Hace dos años hubiésemos incluido otros distritos pero ya no por el tema de la retirada, así como toda la franja que comparte la frontera entre Huánuco y San Martín.

http://www.inforegion.pe/narcotrafico/154229/lo-que-estamos-viendo-ahora-en-el-alto-huallaga-es-una-especie-de-retirada-del-nacotrafico/