15 de octubre de 2012

Conclusiones del Primer Encuentro Nacional sobre Trata y Tráfico de Personas.



Acceso a la Justicia de víctimas, especialmente niñas, niños, adolescentes y mujeres. 

En el campus de la Pontificia Universidad Católica del Perú, el día 11 de octubre del año 2012, el Comité Responsable de la organización del Primer Encuentro Nacional sobre Trata y Tráfico de Personas, integrado por Capital Humano y Social Alternativo, Dirección Académica de Responsabilidad Social e Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Comisión Andina de Juristas, Pastoral de la Movilidad Humana, Tejiendo Sonrisas, Teatrovivo, presenta a los asistentes y autoridades las conclusiones del trabajo realizado en el Primer Encuentro Nacional sobre trata y tráfico de personas.

1. Como se planteó desde un inicio el Encuentro ha sido una oportunidad valiosa para el intercambio de conocimientos, experiencia y establecimiento de compromisos  entre las organizaciones asistentes representadas por más de 240 participantes de 15 regiones del país como Loreto, Tumbes, La Libertad, Piura, Cajamarca, San Martín, Ayacucho, Cusco, Madre de Dios, Junín, Arequipa, Lima, Ica, Huánuco, Ancash.

2. En el marco del encuentro se realizó la primera reunión nacional de mesas, redes y veedurías regionales cuyos aportes han sido incorporadas al documento final.

3. Se discutieron múltiples aspectos de la trata de personas en 17 paneles y exposiciones magistrales. Fueron más de 40 horas dedicadas a explorar alternativas para enfrentar la trata de personas en el país.  

4. Hemos contado con más de 60 expertos, comentaristas y moderadores nacionales, así como invitados de 10 países como Reino Unido, Colombia, Ecuador, Guatemala, Argentina, Estados Unidos, Chile, México, Países Bajos y Bolivia. Todos han compartido con entusiasmo sus conocimientos y experiencia.

5. También se ha sensibilizado a la comunidad universitaria a través de un acto cultural y el evento ha sido cubierto por prensa nacional e internacional, mostrando al país y al mundo el compromiso de los peruanos en la protección de los derechos humanos.

6. Se han estrechado alianzas y vínculos entre múltiples operadores del ámbito de la lucha contra la trata de personas.

7. La trata de personas en América Latina es una problemática compleja y dinámica, siendo imprescindible fortalecer la gestión fronteriza en este campo, así como acuerdos de cooperación entre los países.

8. El acceso a la jurisdicción supranacional, constituye un mecanismo que puede contribuir al objetivo de justicia para las víctimas. Las relatorías especiales de naciones unidas son alternativas apropiadas para la incidencia en la protección de los derechos. Ambos mecanismos requieren un mayor estudio y aprovechamiento para el logro de la justicia.

9. Se ha constatado que a pesar de los importantes avances normativos e institucionales, subsisten barreras de acceso a la justicia, especialmente de las víctimas menores de edad, tanto por factores geográficos, falta de formación del operador, corrupción o ausencia de mecanismos legales para la denuncia y restitución de sus derechos, incluyendo el derecho de exigir representación legal y un tratamiento acorde a estándares de derechos humanos. Respecto al acceso real a la justicia, podemos decir que es aún un tema pendiente.

10. En el ámbito de la institucionalidad, se constata que subsiste la desarticulación entre las organizaciones públicas y privadas, especialmente para la concreción de las políticas públicas en el campo de la trata de personas. No obstante, algunas buenas prácticas en el campo de la asistencia y protección a las víctimas, demuestran que es posible articularse con éxito.

11. La implementación de mesas, redes y veedurías regionales son otro ejemplo del interés por la articulación, sin embargo se requiere fortalecer la gestión de las políticas y el presupuesto público.

12. Las organizaciones regionales demandan una real voluntad política en los tres niveles de gobierno, para concretar los fines para los cuales han sido creadas.

13. Se ha reconocido que el sistema de asistencia y protección de víctimas se encuentra aún en proceso de construcción. La incorporación de protocolos, normas, estándares, instrumentos de gestión, presupuesto, evaluación independientes y  vigilancia ciudadana son algunos mecanismos que han sido mencionados como herramientas necesarias para su fortalecimiento.

14. La formación de los operadores del sistema de administración de justicia, el uso de todas las herramientas legales que ofrece la legislación penal y procesal, la especialización y la lucha contra la corrupción, son prioritarias en cuanto a la persecución del delito.

15. La cultura adultocéntrica y patriarcal prevalente genera que niños, niñas y adolescentes no sean reconocidos como sujetos de derecho.

16. Es primordial enfatizar la sensibilización a los medios de comunicación, para que contribuyan a informar a la población en este campo. Incorporando estándares de protección y ética que eviten la vulneración de los derechos de las personas.

17. Existe un círculo perverso entre trata y corrupción. La corrupción está presente en todo el proceso del delito, desde la captación, hasta la explotación. Sin embargo se percibe con mayor presencia en la administración de justicia y una barrera para la restitución de los derechos.

18. Existe una relación muy cercana entre migración y trata de personas, especialmente cuando el proceso migratorio no se realiza en condiciones de seguridad. Situación que debe ser atendida, especialmente en las zonas de frontera.

19. La trata de personas se esconde tras actividades económicas formales e informales. En ese sentido, rastrear el origen de las cadenas productivas puede ser una herramienta importante para identificar el delito y reconocer a las víctimas.

20. Una diferencia fundamental entre la esclavitud del pasado y la trata actual es que en la primera la lucha se desarrollaba a nivel individual, mientras que en la actualidad, se toma como una problemática que afecta a la sociedad en su conjunto, por lo que es sólo en estrecha cooperación con el Estado y sociedad civil que se podrá alcanzar una solución.

21. Finalmente se reconoce la necesidad de atender las brechas estructurales que permiten la presencia del delito y la perpetúan.

El Comité Organizador.

Además:

- DECLARACIÓN DE LAS MESAS Y/O REDES CONTRA LA TRATA DE PERSONAS.
DECLARACIÓN DE VEEDURÍAS CIUDADANAS REGIONALES CONTRA LA TRATA DE PERSONAS.


0 comentarios: