12 de febrero de 2016

Intervienen a presuntas "damas de compañía"

Dos mujeres que trabajaban como damas de compañía en la discoteca - bar, Punto Caliente fueron intervenidas y llevadas a la comisaría, para que expliquen en que circunstancias ingresaron a laborar en ese local y exactamente a que se dedican, el dueño del establecimiento podría ser denunciado por explotación laboral, además la Policía investiga una posible trata de personas.

El reloj marcaba las 11 y 30 de la noche, cuando miembros del Departamento de Investigación Criminal (Depincri), acompañados por el titular de la Primera Fiscalía de Prevención del Delito, Javier López Alvarez, ingresaron a la citada discoteca, ubicada en el jirón Virrey Toledo del centro de Huancavelica, pues por acciones de inteligencia conocieron que en ese centro de diversión trabajaban varias féminas en actividades no del todo aclaradas.

CONSTATAN. Una vez dentro de la discoteca, los responsables del operativo, observaron a dos señoritas que hacían compañía a los asistentes, quienes consumían bebidas alcohólicas dentro de jarras de plástico.

Las involucradas, identificadas con las iniciales E.O.M (32) y Y.N.M.O (20), fueron conducidas a las instalaciones de la Depincri, donde manifestaron que se desempeñaban como “damas de compañía”, es decir su trabajo era acompañar a los clientes para que continúen consumiendo dentro del local.

Además de ello, la primera de las nombradas explicó que es natural de Pichanaki, pero llegó a la Tierra del Mercurio a laborar en “Punto Caliente”, la otra protagonista dijo ser del distrito de San Pedro de Coris - Churcampa y también vino buscando oportunidades laborales. Ambas contaron que fueron contratadas por el dueño del establecimiento, de nombre Julian G.V, quien les pagaba el 30% del valor de cada jarra vendida.

A raíz de lo ocurrido el representante del Ministerio Público aperturó investigación al propietario de la discoteca, por la presunta comisión del delito de explotación laboral y trata de personas.

Cabe precisar que además de las mujeres, fueron conducidos hasta la dependencia policial, dos varones, también trabajadores del local, quienes no llevaban documentos. Trascendió que otros establecimientos de rubros similares, también serían visitados, pues tanto integrantes de la Policía y Fiscalía dijeron que están abocados a luchar contra la explotación y prevenir la trata de personas.