4 de noviembre de 2013

Proponen nueva Ley de extranjería por masivo ingreso de foráneos al Perú


Ante las trabas que tienen los extranjeros para radicar en el país -este año llegarán alrededor de 60 mil- el parlamentario andino Alberto Adrianzén Merino presentó ante el Grupo Multisectorial de la Presidencia del Consejo de Ministros- instancia encargada de redactar una nueva norma de extranjería- una propuesta legislativa para una nueva ley sobre el tema en mención.

La iniciativa fue trabajada en conjunto con la Defensoría del Pueblo y la Comisión Andina de Juristas, y busca reemplazar a la actual y desfasada norma que, en forma burocrática y desproporcionada, impone un sinnúmero de obstáculos y sanciones a extranjeros que desean afincarse en el país.

“Hemos presentado este proyecto para  acabar con trámites sin sentido que obstaculizan innecesariamente la  intención de ciudadanos extranjeros de residir y trabajar en el país”,  dijo Adrianzén.

Acotó que los tiempos que vivimos  de globalidad y movilidad incesante demandan una normatividad ágil y moderna que esté centrada en el respeto de los derechos humanos de las personas migrantes.
“Así como pedimos a la Unión Europea el ingreso de peruanos sin visa a sus países, tenemos, de forma recíproca, tratar mejor a los extranjeros que buscan radicar en el país”, dijo Adrianzén.

Indicó que solo en el año 2012, según de la  Digemin,  llegaron al país para afincarse 40,359 extranjeros y que de ese total, 5,273 fueron chilenos, 5,082 colombianos,  4,393 argentinos, 3.046 españoles, 2,668 bolivianos, 2,332 brasileños, 1,851 estadounidenses y 1258 venezolanos, entre otros. 

En lo que respecta al 2013, según el INEI, sólo entre los meses de  enero y agosto, arribaron para radicar  en el Perú 31 mil 636 extranjeros, un 11.3% más respecto al mismo periodo del 2012. La aproximación es que solo este año  lleguen al país a instalarse alrededor de 60 mil foráneos.  

“La llegada de ciudadanos del exterior tiende a incrementarse  por la buena situación económica del país,   sin embargo contamos con una Ley de Extranjería desfasada, burocrática, que necesita mecanismos  ágiles para que a los extranjeros no les resulte un vía crucis poder cumplir con los requisitos para radicar, renovar su estancia y trabajar  en el país”, manifestó Adrianzén. 

Indicó que con la ley vigente un extranjero tiene que, en muchas ocasiones, salir del país para poder renovar o cambiar su calidad migratoria, pero con su propuesta, pasar de la condición de turista a residente se podrá hacer sin necesidad de salir del territorio.

La propuesta también plantea que los extranjeros que sean convivientes de ciudadanos peruanos gocen de  los mismos derechos de aquellos que están casados por civil.

Otro aspecto importante de la norma establece que los ciudadanos foráneos que hayan sido víctima de trata de personas no deberán estar  sujetos a ninguna sanción por causa del mencionado delito.

“Hemos desarrollado este proyecto con instituciones especializadas en la materia para soslayar normas burocráticas que representan tiempo, dinero, injusticia, discriminación y frustración”, concluyó Adrianzén.